Motivación como motor

por | Dic 12, 2017 | Capital Humano

Un colaborador motivado es mucho más productivo. Es una declaración cierta, y podemos encontrar mucha literatura acerca de cómo mantener a nuestros colaboradores motivados. En nuestra manera de verlo la motivación, es uno de los elementos clave para contar con gente de alto desempeño.

¿En qué se puede traducir la motivación?

En nuestra metodología, creemos que va más allá de la compensación económica y del reconocimiento. Lo definimos como una persona motivada es alguien que sabe qué tiene que lograr, así como que recibirá a cambio. Existen dos conceptos básicos que nos permiten crear esta situación:

1. Objetivos

Solemos definir metas a nuestros colaboradores, pero lo que aporta valor es asegurar que estos objetivos están alineados a la estrategia de la empresa. Que sean medibles, retadores y alcanzables. Un colaborador que logre una meta, y vea el efecto positivo que tiene su aportación en acercar a la organización completa a su objetivo global, recibirá una satisfacción mayor sintiéndose parte de algo más grande, lo cual generará lealtad y compromiso, por ende, motivación.

“A menudo las personas están trabajando duro en la cosa equivocada. Trabajar en la cosa correcta probablemente es más importante que trabajar duro.” – Caterina Fake

2. Esquema de compensación

Lo básico es asegurar que sea justo y orientado a resultados. La estructura del esquema de compensación debe ser lo más simple y claro posible. Su orientación debe de ligarse a los objetivos previamente descritos. Un esquema de compensación bien diseñado, contempla siempre acompañarse de políticas que determinen las reglas para obtener una remuneración por un resultado excelente.

“Lo que consigues con el logro de tus metas no es tan importante como en lo que te conviertes con el logro de tus metas.”

– Henry David Thoreau

La motivación es uno de los 4 elementos que transforman a una persona en gente de alto desempeño. Trabajar en solo este elemento no creará el efecto y resultado deseado en el colaborador. Se debe de acompañar de ser parte de una estructura organizada, que se cuente con la actitud correcta, así como que se desarrolle la capacidad necesaria.

Modelo 4C

Si quieres conocer cómo nuestra consultoría de negocios puede ayudar a tu organización en temas de Capital Humano:

¡Contáctanos!

Artículos relacionados

NOTAS RECIENTES

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.